hola para siempre, Vir

hola Cin! te escribo para decirte que a las 14 hs. le hacen una misa a Vir! En la iglesia de […] Muy triste todo la verdad es que no lo puedo creer! Fallecio , ayer a la noche! Yo no deberia salir xq n. no puede exponerse al sol , pero voy a ir a despedirla con N. bien tapadita! ella fue como su segunda mama! Bueno te mando un besote gigante y p. que esta divino! muaaaaaaas

Quedé paralizada frente a la pantalla de facebook, con un nudo en el estómago. Vir. Cómo. Por qué… lo llamé a J. y le dije “se murió la maestra de P.” y ahí sí destrabé el llanto que tenía atorado.

“Fue como su segunda mamá”, dijo la mamá de N. Coincido. Fue la primera persona extra-familia a quien confié a mi hijo. Elegí ese jardín por la impresión que me dio la directora, pero terminé de confirmar lo bien que había elegido cuando la conocí a Vir…

Estaba casada y tenía dos nenes del marido. “No puede tener hijos”, me chusmeó una vez la directora “por sus problemas cardíacos. La mamá murió joven, de la misma enfermedad que ella tiene…”

Amaba los animales. En sus ratos libres cosía ropa para perros, la vendía y con la plata que juntaba pagaba castraciones a perras de la calle.

Siempre estaba de buen humor. Cada vez que lo buscaba a P. me hacía el mismo chiste: “¿lo sacaste antes del horno que te salió tan blanquito?”. Y mientras guardaba el cuaderno y chequeaba que no faltara la mamadera en la mochila me tiraba algún consejo sobre maquillaje o alguna otra cuestión trascendental.

Vir era una persona simple y a la vez (o quizás por eso) muy sabia: disfrutaba de la vida. Irradiaba energía y buena onda. La transmitía.

Tenía que cambiarse una válvula ubicada en su corazón que ya no estaba andando bien. Y le daba miedo. Además, la angustiaba la cercanía de su cumpleaños, luego del cual tendría más edad que su madre al morir.

¿Habría vivido más si se hubiese operado? ¿Cuánto más? ¿Hubiese pasado la operación? Muchas preguntas quedarán sin respuestas. Junto a esas más técnicas, vienen las de la impotencia y la bronca: por qué a ella, por qué tan joven, porque a ella y no a Fulanito que está viejo y además siempre fue un hijo de puta.

La muerte nos deja sin respuestas. Pero no sin palabras. Yo estoy llena de palabras. Me la paso contando que murió la maestra de P., que era un sol, que me da bronca, tristeza e impotencia. Que P. la adoraba. Que yo también.

Vir me enseñó mucho. Y estoy segura de que en su breve paso por esta tierra le enseñó mucho a unos cuantos. Si bien no lo conocía, en un arranque poco meditado le escribí al marido para saludarlo, probablemente la persona más golpeada por la pérdida. Cierro con sus palabras que la describen en pocos renglones. Hola para siempre, Virginia.

hola,vicky trabajaba de lo que le gustaba,adoraba a los niños y los animales,porque son los seres mas puros que hay en la tierra,me da alegria saber cuanto la quieren en todos lados,un beso grande

Anuncios

4 comentarios en “hola para siempre, Vir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s